miércoles, 25 de noviembre de 2015

Micro-Microcuento #15

Año 2467 el ser humano ya ha evolucionado lo suficiente para viajar por el espacio durante prolongados periodos, siglos antes se había estimado que la esperanza de vida máxima estaría sobre los 150 años, después de pasar ese punto la longevidad derivó en el aumento de inmunidad a nivel celular, la característica más visible fue que el aspecto exterior dejó de ser necesario a la hora de procrear y la piel pasó a ser un traje.
Esto nos daba unos 100 años más como punto de partida y también nos permitía cierto margen de maniobra en el espacio o en entornos hostiles, lo que nos otorgaba una mayor versatilidad, digamos que la durabilidad del escudo variaba dependiendo del entorno y de éste modo dejó de ser más que una simple capa que nos separa del exterior...