martes, 28 de noviembre de 2017

Micro-Microcuento #51

Jugabamos con el vacío decimal para alargar el tiempo de vida, era todo lo que podíamos acercarnos a la línea en que todo se volvía borroso, ir más allá estaba prohibido.
Los viajes se encontraban dentro del marco del primer número irracional y su extrapolación espacial, ésto aumentaba la esperanza de vida siempre que generáramos un número entero acotando los decimales, para ello teníamos una nave espacial que daba vueltas alrededor de la tierra a una velocidad específica por debajo del umbral que definía el tiempo.
Podría parecer algo normal o sencillo, aunque en verdad tampoco era algo que pudieramos usar continuamente, necesitabamos números precisos para conseguir el viaje perfecto y conseguir el MxM, cada vuelta perfecta con nosotros multiplicaba cualquier otro viaje por años, eran cálculos demasiado complicados para una IA en tiempo de ejecución, pero simples para ciertos humanos.
Todo esta parte al final la delegamos en la producción de videojuegos y resolución de puzzles, era un modo secundario de conseguir los números y usarlos para obtener el fluído constante...

lunes, 13 de noviembre de 2017

Micro-Microcuento #47

500 años llevabamos ya explotando la Luna y viviendo en ella, por las noches desde la tierra ya no se veía tan redonda, era como si le hubieran metido un mordisco, una leve falta de masa que afectaba a su orbita generando problemas en la tierra sobre las mareas, aves, todo lo que sintiera la tensión.
Durante mis primeros días y una vez nos acercabamos al núcleo, encontramos una cápsula del tiempo de hacía por lo menos 1000 años, cápsula se le llama al ser un recipiente pequeño, no dejaba de ser lo mismo que un cofre o una habitación, el tamaño que a veces si importa como parte de la definición.
Bueno a lo que iba, dentro de ella encontramos: billetes de la época con números escritos que hacían referencia a las distintos valores en el resto de culturas, fotos de diferentes especies con ropa rara, una carta astral con posibles asteroides que nos rondaban y una caja con semillas no modificadas.

Los billetes venían bien para entender los cambios en la economía, las fotos de la gente ayudaban a entender la forma de vida, siempre está bien saber que nos acecha para trazar su órbita, la caja de semillas no modificada era un nuevo punto de partida, si el origen es perfecto todo es posible...

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Micro-Microcuento #50

Tenía en mente el nombre de un libro "Los Tiempos en Política", venía a explicar la forma de conseguir un movimiento constante en el transcurir del tiempo sin que se viera afectado por el estancamiento del fluido y conseguir el bien común, por un monento escribí entre paréntesis: lo de reactivar el núcleo de la Tierra es fácil con respecto a lo anterior, lo pensé un poco mejor y taché la frase para empezar desde otro punto de vista.
El tiempo que nos afecta nunca es el mismo, no se repiten exactamente todos las variables, le da igual nuestras circunstancias y se rige por encima de nosotros, un fluido newtoniano dentro de la probabilidad estadística se basa en casos específicos o puntos fijos sobre los que funciona, simplemente varía su frecuencia, amplitud, etc. Si usamos un fluido que no lo es para el cribado como funciona la mecánica que se ve en las arenas movedizas todo cambia.
Luego es posible usarlo para buscar el tiempo exacto de un momento, conseguir una realación espacio-tiempo recursiva y de alguna manera poder recuperar la memoria...

martes, 3 de octubre de 2017

Micro-Microcuento #49

Solo recordaba haberme despedido de Elise justo antes de dormirme y una sensación como de entrar dentro de un agujero negro, una atracción que te engullía y de la que no podías escapar, se supone que me muevo en una dimensión a la velocidad de la luz y dentro de ella las matemáticas predicen el efecto cono, el punto de destino siempre es más pequeño con respecto al origen.
Para todo ello habíamos probado miles de simulaciones desde las que conseguimos estipular en que punto se sincronizaban sin importar el origen temporal, las ecuaciones diferenciales de las coordenadas habían quedado cuadradas con respecto al satélite receptor y se suponía que la conexión era perfecta.

Aún así y sin quererlo terminé conectando con una amplitud de onda en el que no debería estar, podía seguir comunicándome con Elise, pero los datos que se generaban no tenían sentido alguno, me había movido en el tiempo no en distancia, lo que me recordaba al efecto tirachinas y que igual me había movido más rápido que la velocidad de la luz...